Skip to content

Kali-T 2-0-24

Prevención de enfermedades y trastornos fisiológicos

Kali‑T es un nutrimento foliar líquido concentrado en potasio y enriquecido con nitrógeno, pensado para prevenir y corregir las carencias de potasio y mejorar el rendimiento y la calidad de la producción. Kali‑T contiene cinco formas de potasio. Alrededor del 70 % del potasio de Kali‑T está en forma de hidróxido y carbonato de potasio, dos formas de potasio que mejor absorben las hojas y menos fitotóxicas.

El potasio aumenta la actividad fotosintética e interviene en los mecanismos de regulación del agua. Es un nutrimento indispensable para la formación de las proteínas y para la síntesis y el transporte de los azúcares. Sirve de activador de la respiración celular y de numerosos enzimas. Facilita la asimilación del calcio y del magnesio.
El potasio optimiza la resistencia de la planta en situaciones de estrés. Kali‑T refuerza el efecto del potasio mediante la aportación de silicato, fosfito y carbonato. Los silicatos refuerzan las paredes celulares (barrera física contra las enfermedades, tolerancia a la sequía). Los fosfitos inducen los mecanismos de defensa contra las enfermedades fúngicas. Al aumentar el pH en la superficie de las hojas, los carbonatos crean un entorno menos propicio para la aparición de enfermedades fúngicas, tales como la sarna, la candidiasis y el oídio.

El nitrógeno de Kali‑T está en forma uréica, lo cual le da un fuerte poder de penetración a través de la cutícula. Este atributo favorece una absorción foliar óptima del potasio y de los otros productos foliares aplicados conjuntamente.

  • Mejora la forma, la formación de los botones
    fructíferos, la uniformidad, la firmeza de los
    frutos y el aprovechamiento del agua
  • Aumenta la calidad (sabores, valores Brix)
    de las frutas
  • Previene las enfermedades y los desórdenes
    fisiológicos
  • Incrementa la resistencia a los diferentes
    tipos de estrés (congelamiento, altas
    temperaturas)
  • Influye positivamente en la coloración
  • Formación y transporte de azúcares
  • Asimilación de elementos nutritivos

Kali‑T contribuye al máximo potencial de los cultivos y a mejorar su valor comercial y alimenticio. Kali‑T mejora el calibre, la calidad (coloración, firmeza, contenido de azúcares) y la conservación de las cosechas. Kali‑T permite a las plantas superar los periodos de estrés. Kali‑T puede aplicarse en todo momento, pero se recomienda especialmente durante las fases de fructificación o de engorde de los tubérculos, bulbos y raíces. Kali‑T se puede aplicar también para atenuar el impacto de las heladas fisiológicas (bajadas bruscas de la temperatura) de los cultivos en otoño o en primavera.

Más información sobre Kali‑T

Para saber más sobre las ventajas agronómicas y económicas de la aplicación foliar o para hacer un pedido de Kali‑T, consulte a su representante agrícola de Agro-100 o envíenos un mensaje electrónico a info@agro-100.com.